nosotros

Todo comienza en Julio del 2012, cuando mi mamá es diagnosticada con cáncer de mama y tuvo que ser sometida a tratamientos de quimioterapia. Uno de los efectos de esto, fue la pérdida total de su pelo que para ella, significó uno de los minutos más difíciles de su enfermedad y para nosotros como familia también.

El paso posterior, fue la búsqueda de soluciones. Sus amigas y hermanas le llevaron varias pelucas y pañuelos, sin embargo, no había ninguno que la hiciera sentirse cómoda y segura, necesitaba algo creado especialmente para este tipo de problema.

Por esto, junto con ella comenzamos a buscar pañuelos y turbantes que la hicieran sentirse bien. Con el paso del tiempo, descubrimos un mundo de pañuelos, turbantes y accesorios, que la hicieron darse cuenta que podía verse linda, femenina y coqueta a pesar de no tener pelo. Cada mañana, decidía que turbante ponerse para que le combinara con la ropa y se entrenía escogiéndolos. Entendimos que no es simplemente amarrarse un pañuelo a la cabeza, sino que estos deben ser de un material especial, de costuras suaves, que no se deslicen, entre otros.

Por esto mismo, juntas decidimos comenzar este proyecto para ayudar a tantas mujeres y niños que se encuentran en esta situación y así aminorar la carga que conlleva la lucha contra el cáncer. Gracias a Dios, mi mamá hoy se encuentra sana y ha superado el cáncer, todo esto gracias a que siempre estuvo controlándose y fue descubierto a tiempo. Así que no te dejes estar, cuídate!